La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendoLa Generalitat reabre 7 quirófanos en Bellvitge y la alcaldesa de Hospitalet, sin competencias, se disfraza de cirujana con anillo a juego y acude a la inaguración para posar en el centro de la foto.

Habitualmente Nuria Marin se quita las pulgas de encima en asuntos en los que no tiene competencias y arremete contra las administraciones responsables, pero esto solo ocurre cuando las cosas van mal. Todos habréis oído cientos de veces en boca de la alcaldesa, ante quejas de vecinos, que no puede actuar porque las competencias son de la Generalitat o del gobierno central, sin embargo, cuando estas administraciones, sobre las que se desentiende ante los vecinos, actúan en concordancia con las demandas ciudadanas ella se disfraza de trabajadora y acude sonriente para la foto y atribuirse méritos que no le corresponden.

Por decencia le correspondería ceder ese espacio a los vecinos y profesionales que desde hace 6 años se concentran cada miércoles en la puerta del hospital exigiendo mejoras en la sanidad pública y en Bellvitge, concentraciones por las que en un par de ocasiones, y coincidiendo con campañas electorales, se ha dejado ver, sin embargo, ella, en su afán por acaparar portadas y titulares, aparta a los vecinos para ponerse ella que no ha hecho nada, por incompetencia o falta de competencia, da igual.

hb